Journal

¿Cómo se hacen los cinturones de cuero y cacho?

¿Cómo se trabajan los cinturones de cuero? ¿Cómo se hacen las hebillas y botones de cacho? Un proceso de colaboración artesanal entre Chile y Perú.


Desde el 2015, hemos cultivado una relación sostenida con artesanos peruanos y chilenos para crear cinturones de cuero y hebillas de cacho o cuerno de vaca. 

Estos accesorios atemporales son el resultado de una colaboración artesanal realizada entre Perú y Chile. 

Hoy, te contamos cómo se trabajan las hebillas de cacho y el cuero de nuestros cinturones.

 

 

1. Santiago, Chile

 

El proceso empieza con el diseño. En el estudio SISA se prueban formas y medidas para dar con las figuras y dimensiones finales de las hebillas y las correas de cuero. 

 

2. San Juan de Lurigancho, Perú

 

En Perú, un taller de maestros artesanos trabaja a mano los cachos de vaca: cada cuerno se lava, se corta longitudinalmente, se coce a leña, se abre, se prensa y finalmente se corta en piezas individuales que son pulidas a mano hasta obtener las formas finales. 

El proceso de trabajo de cada cacho dura varias horas. 

El resultado es una hebilla totalmente lisa, firme y durable. Dado que el cacho de vaca es un material 100% natural, cada hebilla es única en sus tonalidades

El uso del cuerno de vaca para hacer botones y accesorios es un antiguo oficio en Latinoamérica. En esta producción a baja escala, los cachos no se obtienen expresamente para la artesanía, sino que se rescata lo que normalmente sería descartado. 

Este oficio ha sido sustento de generaciones de artesanos que han perfeccionado el tratamiento de este material de forma responsable. 

 

3. Valparaíso, Chile

 

Las hebillas de cacho terminadas son enviadas a Chile para ser complementadas con el oficio de Juan Acosta, un experto artesano talabartero de Valparaíso, quien trabaja a mano las correas de cuero

En 1971, a los 18 años, Juan comenzó su formación en Talca, su ciudad natal. Junto al maestro José Naranjo, aprendió las primeras técnicas de la talabartería. A sus 35 años viajó a Italia para perfeccionar su trabajo.

Juan ha logrado desarrollar un oficio con identidad en que destacan el cuidado en la costura a mano y buenas terminaciones durante más de 50 años. El año 2009 obtuvo el sello de Excelencia en Artesanía de Chile. Actualmente continúa trabajando para mantener este oficio vigente. 

En SISA estamos comprometidas con seguir potenciando la cadena de artesanía y comercio justo que está detrás de nuestros accesorios. 

Actualmente, también estamos colaborando con artesanos que trabajan la piedra combarbalita en Chile y la piedra de Huamanga en Perú.